¡Le dan de comer a las palomas!

En su comunidad uno de los propietarios tiene por costumbre dar de comer a las palomas, colocando comida en las macetas de su balcón. El problema es que está deteriorando la fachada y provoca quejas entre los vecinos (por suciedad, por riesgo de enfermedades…)

Lógicamente, lo normal en estas situaciones es que se solucionen de forma amistosa. Pero si ello no es posible, recuerde:

  • Ningún propietario puedes realizar actividades molestas o perjudiciales para la comunidad, por lo que en estos casos puede ejercerse la denominada “acción de cesación” Para ello, es necesario que el presidente avise o envíe un requerimiento a dicho propietario para que cese en la actividad molesta. Y si ello no surte efecto, la comunidad puede reclamarlo en los tribunales.
  • En este sentido, adviertan a dicho propietario de que las consecuencias para él pueden ser graves. En un caso reciente, los tribunales han privado del uso de su vivienda durante un mes aun propietario que realizaba este tipo de actuaciones, además de obligarle a costear la reparación de la fachada.

Ningún propietario puede realizar actividades molestas o perjudiciales, como dar de comer a las palomas. En estos casos la comunidad puede  ejercer la acción de cesación y exigir que cesen estas actuaciones.