Más conflictos en las comunidades de vecinos por los ascensores

La ley actual dice que una persona con discapacidad o un mayor de 70 años puede solicitar que se realicen obras en el edificio en el que vive o en el que trabaja para que sea accesible y así poder entrar y salir sin problemas. En algunos casos estas reformas suponen instalar un ascensor y el conflicto surge porque los otros vecinos se niegan a costear su instalación.

Desde Apamex han detectado un incremento de las solicitudes para hacer este tipo de obras en la ciudad y también de los conflictos que desatan dentro de las comunidades de vecinos.En muchos casos, explican, las personas con discapacidad acuden a ellos para asesorarse.

La duda más repetida es quién debe costear la obra. Desde Apamex explican que la Ley de Propiedad Horizontal fue modificada en 2013 y especifica la forma de hacerlo en su artículo 10. Para ello hay que tener en cuenta cuántos vecinos hay y cuánto pagan de comunidad. Se multiplica lo que paga un vecino en un año por el número de pisos. Todo ese importe debe ir destinado a la obra de accesibilidad en forma de derrama. Si el coste supera este importe, lo asume el que ha solicitado la obra.

Por ejemplo, si 20 vecinos pagan 30 euros cada mes de comunidad, supone 7.200 al año. Deberían asumir una derrama por este importe. Un ascensor, eso sí, cuesta más, pero el solicitante no tiene por qué asumir la diferencia. Puede pedir que se financie en varios años. Desde Apamex explican que el Ministerio de Fomento apoya que las obras se financien en varios años y recomiendan, a los interesados, que convoquen una reunión de la comunidad para iniciar estos trámites.